Prácticas Preprofesionales En Carreras Universitarias De Interés Público.
El Caso De Medicina Y Psicología En La UNT.

eje temático: Investigación del Cambio Institucional y Curricular
Autores: Nazur, María Angélica; Corlli, Marcela Alejandra; Ledesma, Inés María; Quinteros, Ana Graciela

Universidad Nacional de Tucumán, Facultad de Psicología y Secretaría de Ciencia y Técnica de la UNT
E-mail: manazur@arnet.com - arcorllimar@latinmail.com

Palabras claves: prácticas pre profesionales, eje salud, curricula de medicina y psicología de la UNT

 

Introducción

La Ley de Educación Superior, sancionada el 20 de julio de 1995, en su Título IV De laEducación Superior Universitaria, capítulo 3, prescribe las condiciones para su funcionamiento por medio de un conjunto de normas, comunes para todas las instituciones.

A los fines de este trabajo nos centramos en el artículo 43, que alude a “…profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes…”

No cabe duda que las profesiones de médicoy psicólogo- entre otras- comparten en Argentina, estas características: ejercicio que puede comprometer el interés público poniendo en riesgo la salud, la seguridad, etc, de las personas.

En consecuencia, según la ley, los planes de estudio deben dar cumplimiento a la carga horaria mínima fijada por el Ministerio de Cultura y Educación. Esta normativa se específica aún más en el citado artículo, al referirse a la intensidad de la formación práctica y a la condición de acreditaciónperiódica por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria CONEAU, u otras constituídas con ese fin y debidamente reconocidas.

Estas profesiones, así definidas, comprometen valores muy apreciados por la ciudadanía; en consecuencia, deben tener aseguradas la mejor formación y máxima competencia posibles ya desde el grado universitario, dado que el título es habilitante. Esta afirmación no implica que se desconozca la formación profesional como un proceso continuo.

Históricamente y en la actualidad, el médico y el psicólogo aparecen, en los campos de inserción profesional, indisolublemente unidos alrededor de la dimensión salud. Tratándose de un tema de interés prioritario en materia de Derechos Humanos, el problema del que parte esta investigación es el interrogante sobre la formación de grado de los futuros profesionales, para su práctica en el campo de la salud.El presente estudio, es un avance del proyecto de investigación 26/ I – 221 (CIUNT).

Desde mediados de los años setenta circulan discursos alternativos respecto ala formación de profesionales de la salud, orientados a una concepción de saludintegral, entendida como “estado de bienestar en el que intervienenaspectosbiológicos, psicológicos, socio-ambientales, filosóficos y políticos (Organización Mundial de la Salud, 1978).

En este marco innovadorlas carreras de Medicina -en 1989- y Psicología -en 1992- modificaron sus curricula. En ellos aparecen explícitamente los nuevos discursos. Por medio del curriculum no sólo se transmiten conocimientos sino también, implícitamente, modos de acceso a esos conocimientos y formas de actuación práctica consecuentes. El curriculum socializa en un determinado estilo profesional y esto tiene importantes consecuencias en el ejercicio de las profesiones.

Se busca conocer y comparar las propuestas curriculares de las carreras de Medicina y Psicología de la UNT en lo referido a prácticas pre- profesionales. El supuesto que opera como punto de partida de esta investigación es que existen diferencias muy marcadas en los curricula seleccionados, en cuanto a las oportunidades de práctica (Schön, 1992) durante la formación académica de grado.

Este enfoque sitúa la práctica en un lugar sustantivo, anticipatorio de la práctica profesional. En dichas experiencias, no es posible la sola aplicación de reglas técnicas. Requiere la puesta en marcha de procesos reflexivos y de toma de decisiones ya que, frente a diversas alternativas, se decidirá qué corresponde hacer teniendo en cuenta contextos específicos y singulares de los sujetos.

En consecuencia se considera al docente como un profesional que no sólo sabe y expone los saberes, sino como tutor que acompaña, comparte y ayuda a valorar problemas en base a su experiencia, en situaciones complejas sobre las cuales hay que decidir cursos de acción (Nazur, 2003).

Se trata de un estudio exploratorio y descriptivo. Se analizan los curricula de las carreras de Medicina y Psicología a fin de conocer el lugar asignado a las prácticas pre- profesionales en los curricula vigentes.

La definición adoptada para los indicadores es práctica desde la perspectiva de Schön antes expuesta, y se marca su diferencia del trabajo práctico (Nazur, 2003). Los datos surgen del análisis de la propuesta curricular y de opiniones de docentes vinculados con las experiencias de prácticas pre- profesionales de ambas carreras.

Curriculum de la carrera de Medicina de la UNT (1989)

En la Introducción se señalan los cambios producidos en la práctica de la Medicina y en la atención de la salud, por influencias diversas: avances en el conocimiento, en la tecnología y en las demandas de la población.

Se destaca la falta de correspondencia entre estos cambios y el egresado de esta Facultad, caracterizado por mayor preocupación por la enfermedad que por la salud, con enfoques que privilegian los factores biológicos sobre los psicológicos y sociales.

Se menciona la necesidad de cambios basados en una “profunda revisión crítica” cuyas bases son la apertura de la institución a la sociedad, el conocimiento de las necesidades de salud, teniendo en cuenta todos los niveles de atención y “con una perfecta articulación entre el sistema formador y el sistema receptor de los egresados”.

Los antecedentes mencionan que la Facultad de Medicina de la UNT con asesoramiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) comenzó a trabajar desde 1986 en esa línea, señalando la necesidad de fomentar un análisis prospectivo de la educación médica actual y de construir un modelo normativo teórico de lo que debiera ser la escuela médica ajustada al escenario latinoamericano.

Se comparó el estado de la enseñanza médica de ese momento con la “imagen objetivo” de la Educación Médica para el año 2000. Docentes y estudiantes de ésta y de otras Facultades de la UNT y otros organismos (SIPROSA, Colegio Médico de Tucumán, otros)formaron comisiones de estudio. Seconcluyó que el diagnóstico de situación y la educación médica actual secaracterizan por fragmentación del conocimiento, dicotomía entre teoría y práctica,predominio de lo teórico, enseñanza enciclopédica, tradicional, etc

La Propuesta de Cambio Curricular, establece entre los objetivos la formación como médico general, no sólo para curar sino para a)promover y preservar la salud, b)la investigación científica y c)destaca la integración docente asistencial (IDA), que implica la utilización de los servicios de salud de todos los niveles, para la capacitación de los estudiantes de Medicina.

La definición del Perfil del Egresado Médico, se apoya en el hecho de queArgentina se adhirió a la estrategia planteada por la OMS para poder alcanzar “Salud para todos en el año 2000” y en la consecuente definición de Atención Primaria. Estas cuestiones marcan la aspiración de qué capacidades deberá alcanzar el profesional a formar.

El curriculum explicita el Modelo Educativo: se busca brindar posibilidades reales de experiencias de aprendizaje que aseguren una formación óptima, con base en interdisciplinariedad (enseñanza totalizadora, integrada, sujeta a la aplicación del método científico).La investigaciónen este modelo debe vincularse con la docencia y con los servicios, a fin de ampliar el perfil predominantemente profesionalista de la carrera.

Se trata de un avance significativo en educación médica porque “en un objetivo unidireccional se introducen dos elementos que aparentaban marchar por dos rutas diferentes aunque paralelas...”Los ejes del curriculum de pregrado son interdisciplinariedad, investigación e integración docente-asistencial.

Hay que destacar que en este curriculum Salud Mental es uno de los ejes principales.

A los fines de la presente investigación, se destaca en este curriculum la práctica final obligatoria, que comienza en el 6º año de la carrera, con el Practicanato Rotatorio- como un ejercicio fundamental previo a la Pasantía rural en el 7º año, en zona periurbana ( 2 meses de duración) y rural (6 meses de duración). “Al término de la Pasantía rural el alumno será capaz decontribuir a la capacitación del personal de salud de la localidad de residencia y de desarrollar acciones de salud en el área asignada”. Es una etapa de aplicación práctica e integración de conocimientos bajo supervisión

Otro aspecto a señalar es la participación de losalumnos en investigaciones y tareas de extensión que tienen continuidad. Además, como requisito obligatorio para graduarse, cadaestudiante debe realizar una investigación de carácter epidemiológica.

De las 6.858 hs que constituyen la carga horaria total, 2128 hs. están destinadas a la práctica final obligatoria.

El informe de la CONEAU, producto del proceso de acreditación de esta carrera, que fue satisfactorio, señala aspectos que queremos resaltar:

“…Integración de la formación básica y clínica con la práctica final obligatoria… Formación de competencias acordes al perfil de egresado propuesto… La carga horaria total y los criterios de intensidad de la formación práctica están de acuerdo con la exigida por los estándares de acreditación…” ( CONEAU, Folio 11, Resol. Nº 709/ 00, Expte. Nº 804- 416/ 00, del 19 de diciembre de 2000).

Curriculum de la carrera de Psicología de la UNT (1992)

En la Introducción se explicita la tarea cumplida por el Dpto. de Evaluación y Curriculum- 1988, 1999- con el fin de diseñar una nueva propuesta curricular que “supere el enciclopedismo, la desactualización de los métodos de enseñanza y en los contenidos, la falta de práctica y la desconexión de la formación universitaria con los requerimientos de la comunidad” (Documento Curricular de la Escuela Superior de Psicología de la UNT).

Se fundamenta la nueva propuesta en la necesidad de cambios, atento a las fallas del plan anterior, 1981: formación impregnada de una sola línea teórica, que lleva a un solo tipo de práctica, a nivel asistencial e individual, descuidando el nivel preventivo, comunitario y de investigación. Dicho plan es poco adaptable a los diferentes intereses y diversas perspectivas de formación que la sociedad actual demanda.

El curriculum vigente (implementado a partir 1992) señala “como prioritario el problema de la salud, entendida en sentido integral, compromete al Psicólogo como miembro de equipos interdisciplinarios responsables de la promoción de la salud”.

Pese a los propósitos e intencionalidades expuestas, este curriculum cumple con la carga horaria total requerida como carrera mayor universitaria pero no contempla práctica obligatoria como una instancia de aprendizaje separada de las asignaturas, quedando librado a las decisiones de los docentes de cátedras el tipo de trabajo práctico y/o práctica que deberá cumplimentar cada estudiante para regularizar la materia.

Organizado en asignaturas que otorgan créditos, presenta alrededor de un 63 % de materias obligatorias y un 37 % de optativas o electivas. Supera ampliamente los porcentajes de electivas de las seis carreras de Psicología dependientes de las otras universidades nacionales (AUAPSI, 1998).

Entre las optativas se encuentra un importante número de materias metodológicas e instrumentales, por lo que puede ocurrir que un número importante de alumnos egrese sin haberlas cursado y por ende sin haber alcanzado competencias en el terreno técnico y práctico (Nazur, 2003).

Para obtener el título no es condición realizar un trabajo de investigación o tesina; la formación en investigación solamente está contemplada en la materia Metodología de la Investigación, obligatoria y cuatrimestral.

El perfil alcanzado tiene un sesgo clínico, más orientado a la enfermedad que a la salud, a pesar de que el concepto salud aparece en eldocumento curricular como eje vertebrador de la carrera.

Es marcada la creciente matrícula de ingreso en Psicología de la UNT y hay insuficiencia de ámbitos institucionales y comunitarios para la realización de prácticas externas de diferente filiación, según el informe diagnóstico realizado (AUAPSI, 1998).

Las prácticas que se realizaron y/o realizan no figuran en el plan de estudios y no tienen carácter obligatorio. En el año 2003 el HCD de la Facultad de Psicología aprobó y puso en vigencia el reglamento que regula las propuestas de practicantados y pasantías, desde las cátedras y/o proyectos de investigación, al Dpto. de Extensión para su aprobación.

Por otro lado, el Ministerio de Asuntos Sociales, a través del Sistema Provincial de Salud, SIPROSA, reglamentó el Practicantado Mayor y Menor de Psicología, definiéndolo como sistema de adiestramiento que permite a los estudiantes de pre grado universitario adquirir y complementar su formación teórico-práctica, integrándose en forma efectiva al SIPROSA, bajo supervisión, control y responsabilidad de profesionales del equipo de salud. El mismotiene vigencia desde 1989 aproximadamente.

Datos de docentes responsables de ámbitos de prácticas pre profesionales

En Medicina: El área de la Unidad de Práctica Final Obligatoria (UPFO) es el NOA, Tucumán, Santiago del Estero, Salta y Jujuy.

En el rotatorio de 6º año se da la práctica en los servicios de alta complejidad. El tutor para la práctica de 6º año – figura clave en este proyecto- es un titular de cátedra, que supervisa y evalúa, no como extensión del cargo sino como otra función. La relación docente-alumno es de 7 a 1.

La práctica rural de 7º año se divide en dos: periurbana, y rural propiamente dicha. Se trabaja con los instructores, médicos de los servicios, pagados por la universidad. En este año se enfatiza lo epidemiológico.

En la primera etapa los instructores fueron seleccionados según las necesidades y recibieron capacitación intensiva. Actualmente se programa que la selección sea por concursos.

En este modelo no se concibe que el estudiante no tenga práctica antes de egresar, “la práctica en el grado siempre es insuficiente…el estudiante debe aprender qué puede hacer, qué no puede, si tiene capacidad para tratarlo y, si no la tiene, derivarlo y cuál es la urgencia…El médico debe tener capacidad para diagnosticar, pronosticar e indicar”.

Las evaluaciones están a cargo de un tribunal integrado por docentes titulares y adjuntos de las cátedras pertinentes. Los creadores del Proyecto se interrogan: ¿cómo evaluar la práctica profesional sin caer en una evaluación de conocimientos?

En Psicología: Desde 1989 aproximadamente, la carrera de Psicologíaofreció a los estudiantes las siguientes oportunidades de prácticas pre-profesionales :

1) En el área clínica, el Practicantado Menor y Mayor de Psicología, en convenio con el SIPROSA (Sistema Provincial de Salud). Los practicantes que son seleccionados por una prueba y orden de mérito se incorporan a las instituciones de salud (hospitales y CAPS- Centros de Atención Primaria de la Salud).

Los profesionales de cada institución son los responsables de los aprendizajes y supervisiones de los alumnos a su cargo; la duración es de 1año, para acceder a la certificación de dicha práctica.Esta práctica no cuenta con evaluación parcial ni final; la certificación se basaba en el registro de asistencia. En el 2003 estuvieron suspendidos.

2) Desde las Líneas Docencia- Servicio, se realizaron y/o realizan prácticas en el ámbito educacional, comunitario, clínico y laboral. Son proyectos -espacios extracurriculares- que deben ser aprobados por el Dpto. de Extensión al Medio, según la reglamentación vigente.

Todos tienen un número limitado de practicantes y/o pasantes.

Practicantado y Pasantía en el área Educacional está a cargo de un coordinador, un JTP y dos adscriptos graduados, todos con semi dedicación.Vigente desde 1999.

Esta práctica depende de la cátedra Psicología Educacional, y por convenios con la Secretaría de Educación de la Provincia concreta la inserción de los practicantes y pasantes, en las escuelas estatales y públicas, EGB1 y EGB2. El cupo es de 50 plazas.

La duración de las prácticas es de 12 meses, 228 horas efectivas en la escuela.

El seguimiento y evaluación parcial de la práctica se hace a través de supervisiones semanales, individuales, y los informes de las evaluaciones psicológicas que presentan en las escuelas. La evaluación final consiste en elaborar un informe anual, al finalizar la práctica; es un trabajo escrito de articulación teórica- práctica. Sin el trabajo final aprobado no se emite la certificación de la práctica realizada.

Los supervisores han destacado que el seguimiento es personalizado, consideran que ésta es la máxima riqueza de la práctica, el contacto personal con el alumno.

Psicología Comunitaria, proceso de cambio social y liderazgo en Tucumán, surge de un proyecto de investigación aprobado y financiado por el CIUNT y forma parte de un trabajo de Extensión al medio, desde la cátedra Teoría y Técnicas de Grupos.

Los alumnos son 2 adscriptos al proyecto de investigación, seleccionados según el reglamento de concurso que dispone la Facultad, pueden participar un año y pedir prórroga por un año más. También 3 alumnos pueden participar en carácter de voluntarios, a través del voluntariado universitario de la UNT- PUEDES, Proyecto Universitario de Extensión y Desarrollo Social, que no depende de la Facultad de Psicología. Implica compromiso por un mínimo de tres meses, y deben elaborar un informe al concluir la actividad.

Se está trabajando desde el marco de la Investigación Acción Participativa en el Centro de Cuidado Infantil de Las Talitas, a través del “Proyecto Constelación”, que es un proyecto a escala internacional.

Docentes y alumnos valoran como favorable que se pueda hacer el proceso de investigación desde la planificación hasta la publicación de trabajos en eventos científicos. Hasta ahora no se ha realizado una evaluación formal de la misma.

Línea Docencia Servicio Clínica- Institucional, (1993-2003 aproximadamente), está suspendida. Actualmente el grupo de docentes trabaja con 10 alumnos y 10 graduados (rentados) en el Proyecto VIH-SIDA, financiado por organismos internacionales.

El proyecto tiene una gran adhesión, 84 de 92 escuelas secundarias, por el interés en el modelo de “Escuela Preventiva”. Se hicieron reunión con rectores y talleres con los docentes. La supervisión, que es a la vez la evaluación de la marcha del proyecto, se realiza todas las semanas.

Elideal es que estudiantes y pasantes puedan pensarse en la práctica, que registren sus logros y dificultades para sumir el rol. Generalmente son obstáculos subjetivos pero también de formación. Se prioriza la articulación teoría- práctica.

Línea Docencia y Servicio, Area Salud (con asiento en la cátedra Salud Pública I ) Tomó 5centros de atención primaria y centros vecinales, durante el año 2003, 360 hs. en total. Práctica sumamente importante para la futura formación del profesional, en un campo complejo: la comunidad. Requiere de apoyo de la Universidad, con disposición de tiempo y tolerancia de las dificultades. Obstáculo: encuentro de legalidady tiempo: Universidad- Salud- Comunidad.

Línea Docencia Servicio, Área Laboral. Depende de la Cátedra Psicología Laboral desde 1994. Ofrecen 10 cargos para estudiantes y/o jóvenes egresados. La duración es de un año. Se trabaja grupalmente en las instituciones que contratan los servicios ofrecidos.

Algunos de los talleres realizados son Orientación para la búsqueda de empleo, Mujeres emprendedoras, que tuvieron un fuerte impacto en la comunidad. La supervisión de la práctica es semanal o quincenal.

Resultados y Conclusiones

Los curricula analizados (Medicina y Psicología) parten de un diagnóstico inicial en el que se marcan importantes debilidades y carencias de los planes anteriores; tienen en común: fragmentación del conocimiento, enciclopedismo, disociación teoría- práctica entre otros. Ambos documentos explicitan intencionalidades educativas a fin de superar éstas y otras dificultades tales como la vigencia del constructo enfermedad y proponen como eje articulador de las carreras el enfoque de la salud.

Los datos obtenidos nos permiten señalar que la carrera de Medicina dio un salto cualitativo muy importante a través de un curriculum innovador que incluyó práctica final obligatoria. Aunque todos los protagonistas entrevistados (autoridades, algunos docentes a cargo de tareas en la UPFO) señalan dificultades: la selección de los instructores, el funcionamiento de las sedes, el sistema de evaluación, el balance es positivo.

Para Psicología, carrera que desde su reapertura en 1982, tuvo un marcado crecimiento de la matrícula, las intencionalidades educativas encuentran importantes barreras todavía, según los diversos estudios realizados en los últimos 10 años.

Las ofertas de práctica sonextracurriculares, optativas y con cupo limitado, marcado sesgo clínico con énfasis en la enfermedad, falta de exigencias en cuanto a la formación para la investigación, más allá de una materia obligatoria en toda la carrera, etc.

Hay que destacar los esfuerzos de las Líneas Docencia- Servicio para promover la salida del claustro y la vinculación efectiva con la comunidad. Son experiencias de gran valor pero no están al alcance de todos. Se observa también cierta indiferencia de algunos sectores del alumnado frente a estos problemas.

Las dificultades son muchas: masividad en el alumnado, recursos docentes limitados, falta de un proyecto curricular que incluya la práctica como requisito indispensable en la preparación de los psicólogos, barreras epistemológicas, entre otras.

Para terminar…

La Psicología es requerida y valorada por los practicantes de Medicina: piden la participación de psicólogos para crear el equipo de interdisciplina y para delinear estrategias de abordajes con pacientes, en problemas de violencia familiar, educación sexual, drogadicción, desnutrición, y salud mental en general. “Con un contrato entre las dos facultades se abriría el camino para el ingreso de psicólogos a estas sedes que ya están armadas y desde donde se solicita permanentemente el ingreso de psicólogos”. Esta expresión de deseos de los futuros médicos ¿será una vía posible de acceso a la práctica final obligatoria u otro sistema en Psicología?

BIBLIOGRAFÍA

AUAPSI, Asociación de Unidades Académicas de Psicología. Informe Diagnóstico de la Situación Actual, 1997-1998.

CONEAU, Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria. Acreditación de la carrera de Medicina, de la Facultad de Medicina de la UNT, Resolución Nº 709/00, Expte. Nº 804-416/00, 19 de diciembre de 2000.

CONEAU, Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria. Informe Final Evaluación Externa Universidad Nacional de Tucumán, 1998.

Curriculum actual de la Facultad de Medicina de la UNT (1989).

Curriculum actual de la Facultad de Psicología de la UNT (1992)

Ley de Educación Superior, Ley 24.521, año 1995.

Nazur, M.A. Lugar del Psicodiagnóstico en los curricula- vigentes en el año 2000- de las carreras de Psicología de las universidades nacionales argentinas. Tesis de Maestría en Docencia Superior Universitaria, San Miguel de Tucumán, 2003.

Nazur M.A., Vistalli M. y Otros Autores. Proyecto 26/ I 221 “Formación Actual de Profesionales Médicos y Psicólogos en la UNT. Su interrelación con el ejercicio de las prácticas profesionales y con necesidades regionales de salud”. CIUNT.

Schön, D. A. La formación de profesionales reflexivos. Hacia un nuevo diseño de la enseñanza yel aprendizaje en las profesiones. Barcelona, Paidós. Temas de Educación. 1992.